Album

Museo de la Ciudad de México

Detalle de estatuas de leones hechas por manos indígenas, en la escalera principal del Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya. En la calle de Pino Suárez # 30 esquina con República del Salvador se encuentra el Museo de la Ciudad de México; el edificio que lo alberga cuenta parte de la historia de la ciudad. Este edificio es el antiguo palacio de los Condes de Santiago de Calimaya y remonta sus orígenes al siglo XVI, cuando el conquistador Hernán Cortés repartió los solares más cercanos del centro ceremonial mexica a sus compañeros de armas y a los civiles que participaron en el proceso de conquista. Tal fue el caso del licenciado Juan Gutiérrez Altamirano, oriundo de Salamanca, que llegó a México en 1527, después de haber desempeñado en la isla de Cuba el cargo de gobernador desde 1524. A su llegada se le nombró corregidor de Texcoco, que era entonces la ciudad más importante después de México. El licenciado Altamirano recibió en encomienda los pueblos de Calimaya, Metepec y Tepamayalco, entre otros; y dentro de la Ciudad de México recibió un terreno ubicado en la calzada de Iztapalapa (hoy Pino Suárez), la más importante de su época; ahí comenzó a construir su casa. La primera casa de los Altamirano se inició en 1536. Se desconoce hasta ahora quién o quiénes dirigieron la obra y qué características tuvo, puesto que se conserva muy poco de ella: una cabeza de serpiente de piedra extraída por Juan Gutiérrez Altamirano del gran Teocalli mexica antes de que fuera destruido y que empotró en la fachada principal de la casa; además se conserva una columna estructural que fue descubierta en excavaciones arqueológicas en el patio principal en 1964. Fue hasta finales del siglo XVIII cuando los Condes de Santiago de Calimaya decidieron remodelarla. Con este propósito contrataron al arquitecto y Maestro Mayor de Obras Francisco Antonio Guerrero y Torres -hoy en día considerado el último gran alarife novohispano- quien se encargó de darle el semblante barroco que todavía podemos admirar. En 1778 la obra de remodelación ya se había comenzado; aunque la inscripción que se encuentra en la fachada lateral indica que la obra se terminó el 5 de junio de 1779, el palacio no pudo habitarse hasta 1781. La fachada principal fue recubierta con tezontle, en el centro la entrada principal está enmarcada por columnas con capiteles jónicos y corintios y en la parte alta el escudo nobiliario labrado en cantera. Para subir a la planta alta se encuentra una escalera con barandales de hierro forjado escoltada por dos leones de piedra labrada. Este palacio es uno de los ejemplos más notables de arquitectura barroca civil del siglo XVIII y uno de los últimos realizados poco antes de la llegada a México de Manuel Tolsá y el estilo neoclásico. Arquitectura Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya Taking Photos Architecture Colonial Architecture Mexico City Ciudad De México The Architect - 2016 EyeEm Awards Colorful Amazing Architecture