Album

ConstelacionesFamiliares

El violento es un huérfano de padre y madre. Como todo niño ante un conflicto insuperable, se siente responsable y culpable del desprecio mutuo de sus padres. No se atreve a mirarlos. No conoce el amor, para sobrevivir, su corazón se congela y el hígado toma el relevo, todo lo que le recuerda su vacio desata su ira, una ira ciega y peligrosa tambien para el, pues mata para no matarse. Brigitte Champetier de Ribes ConstelacionesFamiliares ConstelacionesSistemicas
Hellinger ConstelacionesSistemicas ConstelacionesFamiliares
"Repetir los mismos hechos, las fechas, o las edades que han escrito la novela familiar de nuestro linaje es una forma de ser fieles a nuestros padres y demás ancestros y por lo tanto a sus actos, gestos y tragedias. Es una manera de seguir la tradición familiar y de vivir conforme a ella. Es esta lealtad la que empuja a un estudiante a fallar el examen que su padre nunca logró pasar, en el deseo inconsciente de no sobrepasarlo socialmente. O a heredar su oficio o profesión de luthier, notario, panadero o médico. O en las mujeres a casarse a los 18 para tener tres hijos y si es posible tres niñas… o solo niños. A veces esta lealtad invisible sobrepasa los límites de lo verosímil." Anne Ancelin Schützenberger (Psicoterapeuta francesa especialista en psicogenealogía) ConstelacionesFamiliares
ConstelacionesFamiliares
JoanGarriga ConstelacionesFamiliares
"Pero parece haber además otra razón oscura por la cual nosotros repetimos las enfermedades y los accidentes de nuestros ancestros. Tome cualquier árbol genealógico y verá que está lleno de muertes violentas, adulterios, anécdotas secretas, hijos naturales y alcohólicos. Son cosas que se esconden, heridas secretas que no se quieren mostrar. Entonces ¿qué es lo que pasa cuando, por vergüenza, por conveniencia o para “proteger” a nuestros hijos o la integridad de la familia, no hablamos del incesto, de la muerte sospechosa, de la ruina del abuelo? El silencio crea una zona de sombra en la memoria de un hijo de la familia, quien, para llenar este vacío y eliminar las lagunas de sentido repetirá en su cuerpo o en su existencia el drama que intentan esconderle. Freud ya decía (y lo cito de memoria) que “lo que no se expresa con palabras se expresa con los dedos”. Yo pienso, como lo escribí en mi libro, que: “Lo que se calla en las palabras se imprime, se repite y se expresa por los males.”" Anne Ancelin Schützenberger (Psicoterapeuta francesa especialista en psicogenealogía) ConstelacionesFamiliares
Hellinger ConstelacionesFamiliares